Paseando por Springfield (II): Partida y Regreso

¡Hola! Soy Adrián Feijoo. Tal vez me recuerden por artículos como He vuelto, El Hundimiento y traumas teutónicos, y Sobre la calidad de la ciencia ficción: Crónicas Marcianas…

No, no, no. Me niego a hacer un mero refrito del artículo anterior.  Puedo aspirar a más. Creo. Probemos otra vez:

-¡Ehte, hola a todo el mundo!

-¡Hola, Adrián Feijoo!

Ya está, dejemos las bromas sin gracia.

574 episodios, 25 temporadas, 26 años en antena, 1 largometraje, 25 Premios Emmy, 24 Premios Annie… podemos pasarnos el día enumerando cifras como ésta. Bastaría con decir que es la serie de animación más exitosa de la historia de la televisión americana, y que es un referente cultural importantísimo para millones de personas en todo el mundo. Fue el punto de partida para numerosas series animadas de humor adulto, la expresión animada de una sociedad americana que no podía sino rendirse ante su propia caricatura.

No obstante, el show de la familia amarilla es mucho más que una serie de entretenimiento, ya que sus argumentos están plagados de referencias cinéfilas, musicales, literarias, históricas, etcétera. Cuando en el episodio El señor Quitanieves (9F07, 1992) los niños lanzan bolas de nieve a Bart, ¿nadie se ha fijado en el parecido con la escena de la muerte de Sonny Corleone en El Padrino? Más evidente es la referencia a Precious  en El amor es estranguloso (NABF10, 2011), como una pesadilla de Homer. Y la Casa-Árbol del Terror I (7F04, 1990) tiene no uno, sino dos homenajes a relatos del escritor americano Edgar Allan Poe; La caída de la Casa Usher y El Cuervo. Homerpalooza (3F21, 1996) está lleno de guiños a la generación del grunge y a la música experimental de los noventa, y los “Sol-Fa-Mi-Das” de El cuarteto vocal de Homer (9F21, 1993) son una parodia de los eternos Beatles, concierto de la azotea incluido.

Más allá de los guiños y las parodias, Los Simpson siempre se han caracterizado por su crítica social, bastante más light que en otras series posteriores, pero no por ello menos efectiva. Por su patíbulo de la sátira han pasado la homofobia y la visión de la homosexualidad en los EEUU (Homer-fobia, Plumífero Moe, Casarse tiene algo), el movimiento obrero y la huelga (Última salida a Springfield), el juego y la ludopatía (Springfield, o cómo aprendí a amar el juego legalizado), el poder de los lobbys y los medios ultraconservadores (Actor secundario Bob Roberts), la violencia en el deporte (Lisa sobre hielo), los impuestos y la evasión fiscal (El problema con los trillones), o los estereotipos negativos impuestos por la moda (Lisa contra Stacy Malibu). El mismo Springfield es un microcosmos, una versión en miniatura de los rasgos típicos de la economía, sociedad e historia de los EEUU, con todo lo bueno y todo lo malo. Los episodios que vamos a comentar son sólo una pequeña, minúscula, ínfima parte del extenso universo que ha creado Matt Groening y compañía.

¡Somos el “Spring” de Springfield! o mi moral es mejor que la tuya.

La Casa de Citas (4F06) es un episodio curioso: Bart rompe accidentalmente la gárgola de una antigua mansión, por lo que debe trabajar para la dueña como un castigo impuesto por Homer. De lo que nos enteramos después es que dicha antigua mansión no era tal, sino que es un animado cabaret, donde los señores de Springfield beben y juegan a los dados en compañía de atractivas señoritas. Esto no le hace ninguna gracia a Marge, el reverendo Lovejoy, Ned Flanders y a sus respectivas esposas, ya que contemplan la “Maison Derrière” como un antro de juego y libertinaje. Estos autoproclamados guardianes de las buenas costumbres fomentan una cruzada a la que se une la mayor parte de los habitantes de Springfield, a pesar de que numerosos vecinos eran clientes habituales del cabaret, como el jefe de policía o el alcalde Quimby. Pronto se forma una muchedumbre armada, dispuesta a eliminar del mapa a la Casa de Citas para siempre, y se nos antoja aquí una situación curiosa: los “respetables ciudadanos” ven moralmente reprochable la existencia de un cabaret en la ciudad, pero no dicen nada de arrasar una propiedad privada hasta los cimientos, y saquearla. Es revelador este diálogo:

Skinner: No hay justicia como la multitud justiciera.

Lenny: ¡Voy a quemar todos los objetos que pille!

Moe: ¡Yo me llevaré un lavabo a casa!

Willie: ¡Y yo me llevaré otro!

O sea, ¿la existencia de la Maisón Derrière es algo malo, pero el uso de la violencia y la intimidación por la incitación de unos líderes morales está bien? Si hasta Marge, la líder del grupo de descontentos y principal enemigo del local, conducía un bulldozer dispuesta a destrozarlo todo… justo después de que un original número musical de Homer les recordase a los springfildianos que el cabaret forma parte de su pueblo y que derribarlo sería, a fin de cuentas, derrumbar una parte de la historia del mismo.

Fuente: simpsons.wikia.com

Somos dulces de miel,/la guinda en vuestro pastel./Como el “Spring” de Springfield.” Fuente: simpsons.wikia.com

En los EEUU siempre ha habido una larga tradición de asociaciones de padres, lobbys conservadores y grupos cristianos que protestan incansablemente por proteger la moral de su comunidad o de sus hijos. En la década de los 40 se dio el caso de una emisora de Long Beach que quemó discos de R&B por “obscenos”, y en Los Ángeles un grupo de 25  disc Jockeys  aceptaron no pinchar discos de artistas como Johnny Otis, The Clovers y otros, debido a presiones de grupos de extrema derecha. En 1954, varias vistas del Congreso estadounidense culparon a los cómics de la delincuencia juvenil, y numerosas publicaciones cerraron o fueron sometidas a censura.

En los años 70 el blanco de numerosas polémicas fue Larry Flint, editor de numerosas publicaciones de corte pornográfico (la más conocida, la revista Hustler). Querellas, juicios, acusaciones de obscenidad, e incluso un intento de asesinato, tal y como se puede apreciar en la famosa película El escándalo de Larry Flint (1996); de todo le pasó a este defensor de la primera enmienda, que de paso  se fue construyendo un imperio estimado en 400 millones de dólares en 2001.

Muñecos de Breaking Bad retirados. Fuente: elperiodico.com

Muñecos de Breaking Bad retirados. Fuente: elperiodico.com

Y en la actualidad no han decaído; recientemente,  una madre descontenta logró que la empresa Toy ‘R Us retirase un juguete del personaje de Breaking Bad Walter White, tachándolo de “peligrosa desviación de los valores de la familia”; una organización cristiana de los EEUU mantiene una guerra contra la nueva serie de la cadena FOX, Lucifer, basada en el cómic homónimo protagonizado por el no muy querido personaje bíblico; en España vivimos el juicio del cantautor Javier Krahe, que en 2012 fue absuelto de una querella propiciada por el Centro Jurídico Tomás Moro, el cual demandaba sanciones para el músico y para el programa Lo Más Plus por un vídeo casero en el que se cocinaba un crucifijo. Y más.

En lo que se incide en este episodio es en la tolerancia, la aceptación de otras realidades diferentes a la nuestra, y que una convivencia pacífica entre diversas maneras de pensar es posible… mientras no tengas un bulldozer a mano, claro.

Las cuitas migratorias del joven Nahasapeemapetilon.                       

“No puedo renegar de mis raíces, ni seguir con esta charada. Sólo lo hice porque adoro este país donde tengo libertad para decir lo que quiera, pensar como quiera y cargarme a quien quiera”.

Los Estados Unidos son un país de inmigrantes desde su fundación. Si le pinchas el brazo a un ciudadano cualquiera de Wisconsin o de Alaska te saldrá un auténtico arcoíris genético, fruto de más de 200 años de viajes transatlánticos, transpacíficos o transamericanos para iniciar una nueva vida. Italianos, judíos, alemanes, ingleses, franceses, húngaros, rusos, mexicanos, puertorriqueños, chinos… en 2013 vivían en la tierra del Tío Sam 40’4 millones de inmigrantes, de los cuales 11 estaban indocumentados. En el caso de los latinos, grupo predominante (50%) muchos deben de hacer un peligroso viaje, intentando atravesar la frontera mexicano-estadounidense, donde les espera la policía fronteriza, el “Muro de la Tortilla”, las patrullas de paisanos armados y poco amigos de los inmigrantes, o los drones que desde 2013 vigilan el lugar.

Porcentajes de población extranjera en los EEUU por estado (2010). Fuente: minnpost.com

Porcentajes de población extranjera en los EEUU por estado (2010). Fuente: minnpost.com

Los europeos no estamos libres de estos asuntos, y mucho menos los españoles. Las noticias sobre asaltos a la valla fronteriza de Melilla en enero-febrero de 2014 pusieron el debate de la inmigración encima de la mesa, y la polémica llegó a su culmen con la noticia de que quince inmigrantes murieron ahogados mientras intentaban sortear a nado el espigón de la frontera en Ceuta, evento que tuvo diferentes versiones por parte del Gobierno, negando o modificando hechos.

Tragedias como la de Ceuta, o la de Lampedusa en 2013 (en este caso, 366 fallecidos) no han impedido que el control y el rechazo a la inmigración se presentasen en los programas de partidos políticos de extrema derecha, e incluso derecha moderada: el Frente Nacional francés, el UKIP británico, Amanecer Dorado o Verdaderos Finlandeses son ejemplos de estas organizaciones, que con la crisis económica y la crispación social hacia los partidos políticos tradicionales, han vivido un enorme crecimiento en estos últimos años.

La inmigración es un debate candente en numerosos países del mundo. No es el objetivo de este artículo juzgar si una posición respecto a este tema es más válida que otra, sino mostrar cuál es la opinión de Los Simpson. Y su opinión es el episodio 3F20 “Mucho Apu y pocas nueces”, estrenado en 1996.

Un incidente relacionado con osos hace que el alcalde Quimby deba subir los impuestos (de una manera ínfima, por otra parte) para mantener una Patrulla Antioso demandada por la ciudadanía; no obstante, a los springfildianos no les hace ninguna gracia el tener que pagar, por lo que el alcalde decide desviar la atención usando los inmigrantes como cabezas de turco, culpándolos a ellos de la subida, y propone un referéndum para expulsarlos de la ciudad. Esto crea un clima de chovinismo y racismo, a pesar de que numerosos habitantes de Springfield son de otros países, o tienen raíces inmigrantes; en diversos episodios se insinúa que el jefe Wiggum tiene ascendencia irlandesa, Moe es holandés/italiano/ruso, e incluso que Los Simpson proceden, según el abuelo Abraham, de Europa (aunque posteriormente se revela que descienden de una pareja mestiza asentada en Canadá). Aquí vemos la situación curiosa de personas que rechazan abiertamente la inmigración, cuando sus antepasados cercanos o lejanos procedían de otros países. De hecho, una de las voces más sonoras en contra de los inmigrantes ilegales, el sheriff de Maricopa Joe Arpaio, es hijo de napolitanos afincados en los EEUU.

Apu en pleno conflicto de identidad cultural. Fuente: datuopinion.com

Apu en pleno conflicto de identidad cultural. Fuente: datuopinion.com

El tendero del Badulaque, Apu, se preocupa por su situación al habérsele caducado el visado mucho tiempo atrás; compra a la mafia papeles falsos e intenta aparentar ser americano, pero se da cuenta de que no puede renunciar a sus raíces y su cultura. El eterno drama del extranjero, el constante debate: ¿conservar o integrar? ¿Renunciar a tu identidad cultural pasada, a las costumbres de tu pueblo, y aceptar esos nuevos modos de vida?  ¿Lograr un término medio es posible? ¿Esconder a Ganesha y escuchar a Kesha? Es una realidad que invita a la reflexión, y preguntarnos si tiene sentido hablar de peculiaridades en un mundo cada vez más globalizado, o si la riqueza de la diversidad se está perdiendo para siempre en pos de la homogeneización.

Apu, por suerte, puede optar a obtener la ciudadanía, y con la “ayuda” de Homer consigue superar la prueba, pasando a ser un residente en los Estados Unidos de pleno derecho. Mientras lo celebran con amigos y vecinos, el patriarca Simpson les incita a votar en contra de la expulsión de los inmigrantes, ya que es una propuesta injusta y discriminatoria. Aparentemente de acuerdo, todos votan… a favor. ¿Conclusión? Que la aceptación de los inmigrantes, y el fin de las injusticias asociadas a su situación no debe provenir solamente de las instituciones del Estado, sino también de la propia ciudadanía, estando en su mano la integración o la marginación.

Enfermo mental, bruto o chimpancé: el arte contemporáneo según Los Simpson.

La segunda definición de “arte” en el Diccionario de la RAE es la siguiente: “manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”. Siguiendo esa definición, la 9ª Sinfonía de Beethoven es arte; los poemas de Pablo Neruda también serían arte; e igual pasa con el Guernica. La cuestión es ¿un amasijo de cemento, piezas de metal y ladrillos amasados de forma caótica por influjo de la violencia, alimentada por la frustración de no saber montar una barbacoa, es arte?

Pues para Astrid Weller sí. ¿Y quién se supone que es? Pues ni más ni menos que una artista amante de las nuevas tendencias del mundillo, que ve la obra de Homer  como un estilo rompedor (nunca mejor dicho, ya que destrozó el capó de su coche)  y único, fruto de su propia rabia. Una exitosa exposición de su trabajo le consagra definitivamente como artista, lo que no le hace ninguna gracia a Marge; ella es una amante del arte académico, del dibujo basado en formas geométricas y matemáticas, tal y como recordaremos del episodio Pinta con grandeza (quizá también les suene por Ringo Starr y el Burns desnudo), por lo que ve como una injusticia el meteórico ascenso de Homer a la primera división del arte de la localidad. No obstante, lo que rápido viene rápido se va, y al señor Simpson pronto lo achacan de repetitivo. Marge lo lleva a conocer los grandes maestros, que junto una extraña pesadilla de Homer conforman  unos gloriosos minutos en los que se homenajea a Salvador Dalí, Andy Warhol, Pablo Picasso, Henri Rousseau, Claes Oldenburg y Leonardo Da Vinci. La inspiración al fin le llega con los canales venecianos plasmados por Turner, pero lleva su arte al extremo cuando inunda Springfield entero, creando una obra total, la perfomance de perfomances. ¡Que te zurzan, Jasper Johns!

Nadie disfruta de Warhol tanto como Homer. Fuente: simpsons.wikia.com

Nadie disfruta de Warhol tanto como Homer. Fuente: simpsons.wikia.com

Y ésta es la sinopsis del episodio AABF15, estrenado en marzo de 1999 en los Estados Unidos. Cuando hablamos de Los Simpson, podemos distinguir dos clases de sátiras; las sutiles y las bestias. Y ésta es del segundo grupo clarísimamente, y no deja títere sin cabeza, criticando aspectos del arte como el esnobismo de algunos intelectuales, los ricos que gastan sumas absurdas de dinero en obras que ni entienden, la constante necesidad del artista de protagonizar polémicas y reinventarse continuamente para no perder su nicho en el mercado, la pérdida de las fórmulas más conservadoras y artísticas… no obstante, podemos interpretar el final como una reconciliación de las posturas moderna y clásica, admitiendo que ambas pueden ser igualmente válidas para lo verdaderamente importante, la expresión de ideas.

¿Es el mundo del arte actual como lo expone en este episodio? Bueno, depende de la óptica con la que se mire. Podemos empezar con Damien Hirst, uno de los más dinero gana con su oficio, famoso por, entre otras polémicas, su obra For the love of God, una calavera con 8.601 diamantes incrustados, una ganga que puede ser suya por 17 milloncejos de nada; unos críticos halagan su obra, otros le tachan de caradura y explotador. No podemos obviar a Andrés Serrano, ni a sus fotografías de ciudadanos americanos comunes, cadáveres en una morgue, o fluidos corporales interactuando (de todo tipo y condición). La fotografía de un crucifijo inmerso en orina fue duramente criticada por sectores católicos, y sus obras fue objeto actos vandálicos en Australia, Suecia y Francia. Por último, debemos de comentar el caso de Robert  Mapplethore, cuya obra ha sido directamente prohibida en varios países por su fuerte contenido sexual, y que a pesar de haber muerto en 1989, sigue dando de qué hablar.

Damien Hirst y su creación. Fuente: dailymail.co.uk

Damien Hirst y su creación. Fuente: dailymail.co.uk

Vistos estos tres ejemplos, cualquiera diría que vivimos en la era de la provocación y del exceso en el arte, y podría ser así realmente; pero no debemos de olvidarnos que son sólo tres de los miles de artistas que practican su oficio, y no podemos medirlos a todos con el mismo baremo. A fin de cuentas, éste no deja de ser un mercado, ¿y qué sería de un mercado sin variedad?

Armas, Homer, y demás polémicas con la segunda enmienda.

El derecho a poseer un arma en los Estados Unidos goza de una importancia y popularidad que puede resultar incomprensible para un europeo. A fin de cuentas, ¿no se hubieran podido evitar numerosas masacres como la de Columbine en 1999, Virginia Tech en 2007, o Aurora en 2012, con una regulación más severa en la compra y posesión de armas? Pues ni siquiera el considerado hombre más poderoso del mundo, el presidente de los Estados Unidos, pudo conseguir que en abril de 2013 el Senado aprobase una extensión en el control de antecedentes mentales y penales en la venta de armas.

La mentalidad de numerosos americanos en estos asuntos viene de antiguo, concretamente de la época colonial; los asentamientos contaban con milicias ciudadanas, a la que todos los hombres libres mayores de edad debían de pertenecer, y que cada miembro poseía un arma con su correspondiente munición. Así se protegían de los ataques de los nativos, o de colonos de otras nacionalidades rivales. Estas milicias fueron vistas por muchos como un sistema para proteger al pueblo y sus libertades de un gobierno déspota. Fruto de esta visión nació la Segunda Enmienda de 1791, en la que podemos leer lo siguiente:

“Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido.”

Desde entonces, en la historia de los Estados Unidos hubo cientos de acciones legislativas para restringir o liberalizar el derecho a poseer armas, con dimes y diretes entre el poderoso lobby de la NRA (National Rifle Asociation, o Asociación Nacional del Rifle), defensor a ultranza de la posesión, y los diversos grupos heterogéneos que piden mayores restricciones para evitar futuras masacres. La victoria más reciente de estos últimos fue la Ley Brady, que desde 1993 obliga a esperar cinco días en la compra de un arma en una tienda, para la revisión de antecedentes penales. Y ojo, recordemos que no se cuestiona la segunda enmienda, sino que simplemente se aboga por una mayor regulación.

Actualmente en los Estados Unidos hay entre 150 y 220 millones de armas, que se pueden adquirir en cualquiera de las 90.000 tiendas desperdigadas por la nación, o incluso de maneras más peculiares; en el documental Bowling for Columbine, donde precisamente se habla de la violencia y de las armas en el país, hay un segmento en el que Michael Moore (director de dicho documental) consigue un rifle gratis por abrirse una cuenta en un banco de Michigan. Quizá esta facilidad expliquen las 32.000 muertes anuales por disparos. En Canadá, donde está permitida la venta de armas (aunque no está protegido por la Constitución, y algunas como las armas de asalto están prohibidas) fueron 781 en 2006.

Tasa de homicidios por armas de fuego en 2012. Fuente: statcan.gc.ca

Tasa de homicidios por armas de fuego en 2012. Fuente: statcan.gc.ca

Los Simpson, baremo de la sociedad norteamericana, no podían quedar ajenos a este tema, y se despacharon a gusto en el episodio SF01, emitido en 1997, y titulado La familia Cartridge. Después de un aburrido partido de soccer (una de las mejores sátiras al fútbol europeo que se han hecho en la serie, por cierto) se suceden una serie de tumultos por toda la ciudad. La familia teme por su seguridad, por lo que Homer compra una pistola, una vez que han transcurrido los cinco días de la Ley Brady, y verse limitado a tres armas o menos por sus problemas con el alcohol, su ingreso en un psiquiátrico y la agresión al ex presidente Bush (padre).

Marge se siente intranquila con un arma en casa, y ni siquiera una visita con Homer a una reunión de la NRA puede convencerla. Unos cuantos incidentes después, Marge le pide a su marido que se deshaga de la pistola, lo que en un principio acepta, pero luego se descubre que la mintió escondiéndola en la nevera. Enfadada por este engaño, abandona la casa con los niños, y Homer ejerce como anfitrión de miembros de la NRA. Éstos, al ver su comportamiento irresponsable en el uso del arma, le regañan: “Muchacho, las armas no son juguetes: son para proteger a la familia, cazar animales sabrosos o peligrosos, y mantener alejado al rey de Inglaterra.”, le regaña Krusty. Curiosamente, esta afirmación parece encerrar el propósito inicial de la posesión de armas en los tiempos de la colonización, como era proteger a tus seres queridos, conseguir tu sustento, y rechazar amenazas externas a tu libertad y tus posesiones.

La familia se reúne de nuevo en el motel donde estaban alojados Marge y los niños, y el patriarca vuelve a jurar que ya no tiene la pistola. Y descubrimos que vuelve a mentir, ya que la saca para hacerle frente a un atracador en la recepción del motel. Homer le da la pistola a Marge, ya que se considera incapaz de deshacerse de ella, pero al final descubrimos que la señora Simpson no puede resistirse tampoco a los encantos del arma, y se la queda.

Homer comprobando el género. Fuente: thesimpsonsforever.tumblr.com

Homer comprobando el género. Fuente: thesimpsonsforever.tumblr.com

La crítica de este episodio no va dirigida hacia la posesión de armas en sí, sino al uso irresponsable de las mismas; si Homer pierde temporalmente a su familia y recibe el rechazo de la NRA no es por poseer un arma, sino porque demuestra una incapacidad notable para manejarla con seguridad. Se hace también escarnio de las regulaciones federales en la venta, pero porque son ineficaces a la hora de impedir que un sujeto como Homer (que a fin de cuentas es alcohólico, con un crayón alojado en su cerebro y con un largo historial de violencia) pueda comprar una pistola con facilidad, incluso con la Ley Brady en vigor.

Podríamos decir que la moraleja de este episodio es, a fin de cuentas, que las armas no son malas en sí, siempre que se les den un buen uso, y determinadas personas no tengan acceso a ellas por su seguridad y la de todos. Ahora díganselo a la NRA y al Senado.

Los Simpson y el cuarto poder, una historia de amor.

Vamos a contarles una historia. No será agradable, sino bastante incómoda y vergonzosa, pero necesaria para poder entender el inmenso poder que tienen los medios de comunicación, lo peligroso que puede ser un uso irresponsable del mismo, el impacto sobre la sociedad y las consecuencias para los implicados. Pero hablaremos sobre todo de una realidad de nuestro tiempo; la potestad de ser juez, jurado y verdugo que han recibido los ciudadanos en la era de la información y las redes sociales.

Homer lleva en el coche a una niñera que cuidó de sus hijos mientras él estaba en una feria de chucherías. Cuando descubre que una  Venus de Milo de gominola que sustrajo del evento se quedó pegada al trasero de la joven intenta cogerla, pero el gesto es malinterpretado, y pronto el patriarca Simpson está hasta las cejas de manifestantes acusándolo de ser un acosador sexual. La bola crece, y pronto toda la historia del supuesto acoso sexual atrae a la prensa y a los medios de comunicación locales.

“Ese dulce cu”. Fuente: delamano.es

Aquí se nos presentan cuatro situaciones que se desarrollan a lo largo del capítulo, y que las podemos interpretar como sátiras a los comportamientos periodísticos cuestionables: en primer lugar, una vigilancia de la casa familiar las 24 horas del día, analizando hasta el más mínimo detalle según les plazca, como plantear que sacaron al gato porque estaba siendo acosado, o que Homer se recubría con la cortina de la ducha porque le daba “poderes sexuales”; luego una entrevista en un talk show, donde una mujer solloza al mencionar a Homer… pese que no le conoce y nunca habló ni tuvo contacto con él, como ella mismo reconoce; una entrevista manipulada descaradamente, en la que parece confirmar el acoso, y que entierra aún más la reputación de Homer; sus amigos vendiéndole trapos sucios a la prensa, que puja por ellos como si de artículos de subasta se tratasen; y finalmente, una serie de TV sobre todo el caso, como uno de esos programas de reconstrucciones de asesinatos que echan en Fox Crime.

“Oficiales navales creen que el Maine fue destruido por una mina española”. Fuente: pbs.org

El episodio Homer, hombre malo (2F06, emitido en 1994) tiene un final feliz, ya que Willie grabó a Homer arrancando la gominola, y se prueba su inocencia, no sin que los medios vayan ahora a por el jardinero acusándolo de “pendenciero pervertido”. Es una denuncia explícita hacia las tendencias amarillistas que adoptan diversos sectores de la prensa y de la TV, intentado llamar la atención del público para poder aumentar las ventas o los espectadores. Este cuestionable tipo de periodismo lleva mucho tiempo existiendo; que se lo digan a Randolph Hearst, magnate de la prensa americana que usó su imperio mediático para convertir la explosión accidental del acorazado Maine en un casus belli para intervenir en Cuba a finales del siglo XIX.

Pero no hay que irse tan lejos. Vayamos al 9 de octubre de 1999; una muchacha malagueña llamada Rocío Wanninkhof salió de la casa de su novio en Mijas para poder volver a su residencia. Será la última vez que es vista con vida, ya que al día siguiente se descubren sus zapatillas, un pañuelo y restos de sangre, junto con huellas de neumáticos. Pese a los esfuerzos de la Guardia Civil y de los vecinos del pueblo, no encontrarán nada hasta un mes más tarde; su cadáver y dos bolsas de basura con enseres y ropa. Rocío había sido apuñalada varias veces por la espalda, según había revelado la investigación, y se sospechó pronto de que algún familiar o conocido hubiese intervenido en el asesinato. Dolores Vázquez, vecina de Rocío y ex pareja sentimental de la madre la joven, fue acusada por ésta como la culpable del asesinato, y fue detenida. El caso atrajo mucha atención mediática, y en algunas tertulias se dieron argumentos absurdos para demostrar la culpabilidad de Dolores. Cualquier cosa valía mientras tuviese relación con el caso, incluso la consulta de una vidente. Vecinos y amigos de la detenida hicieron su ronda por los programas a cambio de propinas. Fue tal el impacto mediático del caso, que el 3 de septiembre de 2001 Dolores Vázquez fue condenada a 15 años de prisión, pese a las irregularidades transcurridas en la investigación y la falta de pruebas (las huellas dactilares no coincidían, por ejemplo). ¿Huelga decir que fue condenada por jurado popular?

Diecisiete meses después, a la vista de nueva información, se procedió al sobreseimiento del sumario y la anulación de un nuevo juicio, y Dolores fue puesta en libertad. Se trataba de que el ADN de una colilla del lugar donde había sido encontrado el cadáver de Rocío coincidía con el aparecido en un nuevo caso, el de Sonia Carabantes, asesinada en agosto del 2003. Esta vez la investigación dio con un nuevo sospechoso, un inmigrante británico llamado Tony King, que acabó confesando los asesinatos de las dos chicas, y fue condenado.

Comparación en un periódico alemán de Rabadán con Squall. Fuente: ladyalcon.wordpress.com

Comparación en un periódico alemán de Rabadán con Squall. Fuente: ladyalcon.wordpress.com

Hemos hablado del Caso Wanninkhof, pero hay muchos nombres más que poder mencionar;  Asunta Basterra, Marta del Castillo, Ruth y José… los medios de comunicación cubrieron activamente  todos estos sucesos,  y algunas veces su actitud y métodos a la hora de ofrecer información al público fueron criticados; la madre de Francisco Javier García Marín, “el Cuco”, imputado por su supuesta participación en la desaparición de Marta del Castillo, fue entrevistada en el programa La Noria de Tele5 (y cobrando unos 10.000 euros), y se armó tal revuelo que grandes anunciantes decidieron retirar su publicidad del programa; en la cobertura informativa del conocido como “asesino de la katana” José Rabadán fue mencionada su afición al videojuego Final Fantasy VII, y el supuesto parecido entre Rabadán y el protagonista de dicho videojuego, Squall; y el periódico El Mundo ofreció un artículo en el que se desvelaban las aficiones del menor que asesinó a un profesor suyo con una ballesta en abril de este año, con informaciones tan anómalas como que era admirador de la serie The Walking Dead, que seguía una página de anime gore, o que sus películas favoritas eran Leyenda Urbana y la saga de Terminator. Y más.

Los Simpson hace mucho que nos acompañan en nuestros televisores. Forman parte de nuestra cultura popular, de nuestras conversaciones, de nuestros chistes y nuestros memes. Pocos productos culturales han tenido tanta influencia en los últimos veinte años, y pocos programas de la parrilla televisiva actual están al nivel de la serie en cuanto a crítica social, guiños a películas y libros y, sobre todo, un humor inteligente y fresco que inauguró las sitcoms animadas adultas. Puede que su calidad haya decaído, y que dispongamos ahora de muchas otras con un humor similar… pero siempre nos quedará Springfield. El de las primeras temporadas, a ser posible. En Noitábrega somos amantes de lo retro.

BIBLIOGRAFÍA

Papel:

GALÁN TORRES, Rubén (2014) Los Simpsons y la Historia, España, Editorial Círculo Rojo.

GIMPLE, Scott M./GROENNING, Matt (2001) Guía completa de Los Simpson, Barcelona, Ediciones B.

GIMPLE, Scott M./GROENNING, Matt (2000) Los Simpson ¡por siempre! Continuación de la guía completa de nuestra familia favorita, Barcelona, Ediciones B.

GINÉ, Salvador (2008), Estados Unidos y las armas, Historia y Vida nº534, Madrid, Prisma Publicaciones.

MCCANN, Jesse/GROENING, Matt (2007), Los Simpson: Mas Allá ¡por siempre! La guía completa de nuestra familia favorita… ¡sigue continuando!, Barcelona, Ediciones B.

ZINN, Howard/KONOPACKI, Mike/BUHLE, Paul (2010), Una historia popular del Imperio Americano, Madrid, Ediciones Sinsentido.

Internet:

http://elpais.com/elpais/2012/04/05/gente/1333644542_487559.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/02/18/babelia/1424285353_982820.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/19/cultura/1303222888.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2011/04/20/actualidad/1303250403_850215.html

http://www.abc.es/internacional/20130918/abci-control-armas-reforma-obama-201309171952.html

http://www.elmundo.es/america/2013/09/16/estados_unidos/1379337695.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/04/18/actualidad/1366238588_245459.html

http://www.statcan.gc.ca/pub/85-002-x/2014001/article/11925-eng.htm#a4

http://www.gunpolicy.org/es/firearms/region/canada

http://politica.elpais.com/politica/2013/06/02/actualidad/1370190300_472322.html

http://www.larioja.com/20061213/espana/jurado-reanuda-deliberaciones-reanuda_200612131043.html

http://www.20minutos.es/noticia/2854/0/Dolores/Vazquez/exculpada/

http://www.abc.es/catalunya/20150420/abci-profesora-muerta-varios-heridos-201504201016.html

http://www.abc.es/catalunya/20150420/abci-perfil-asesino-instituto-201504201729.html

http://www.elmundo.es/cataluna/2015/04/20/5534d3e4ca4741fa7e8b4588.html

http://elpais.com/elpais/2011/11/03/actualidad/1320306532_850215.html

https://ladyalcon.wordpress.com/2014/01/17/caso-jose-rabadan-el-asesino-de-la-katana/

http://elpais.com/elpais/2011/11/03/actualidad/1320306532_850215.html

http://www.rtve.es/noticias/20150503/miedo-inmigracion-entra-campana-reino-unido/1138480.shtml

http://www.abc.es/internacional/20150419/abci-inmigrantes-muertos-201504191054.html

http://www.lasexta.com/programas/sexta-columna/tragedia-ceuta-muertos-distintas-versiones-muchos-cabos-sueltos_2014022100341.html

http://www.elmundo.es/television/2015/06/01/556c8026e2704e7a3e8b4583.html

http://www.20minutos.es/noticia/2275037/0/bryan-cranston-felicita/madre-escandalizada/munecos-breaking-bad/

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/05/26/actualidad/1338051427_175989.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/08/cultura/1339147323.html

http://www.filmaffinity.com/es/film200862.html

http://www.pewhispanic.org/2013/01/29/a-nation-of-immigrants/

htmlhttp://blogs.elpais.com/usa-espanol/2013/01/radiografia-de-la-poblacion-inmigrante-de-estados-unidos.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/13/actualidad/1415905519_442269.html

http://www.abc.es/internacional/20150419/abci-italia-inmigrantes-muertos-201504190940.html

http://www.eldiario.es/desalambre/valla_de_melilla/

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/03/internacional/1380788821.html

http://www.voanoticias.com/content/estados-unidos-barack-obama-inmigracion/2813003.html